La vida es una moneda

Sólo se trata de vivir
esa es la historia
con la sonrisa en el ojal
con la idiotez y la cordura de
todos los días,
a lo mejor resulta bien.

La vida es una moneda
Juan Carlos Baglietto – Fito Páez

La moneda voló por el aire unos centímetros y alguno de los dos la atrapó. Tal vez cayó al suelo, no se sabe con exactitud. Tampoco quién ganó. Algunos dicen que es obvio que ganó Bill Hewlett, pero otros aseguran que el que ganó realmente fue Dave Packard. Lo que sí se sabe es que en 1939, en el garage del fondo de la casa de la calle Addison 367 de Palo Alto, California, nació HP por obra y gracia de la cara y la ceca.

garage11.jpg

Cuando ambos juntaron 538 dólares para formar la sociedad, ni en sus sueños más delirantes y optimistas pensaron que sesenta años después HP tendría 150 mil empleados en todo el mundo y facturaría miles de millones de dólares por año. O que tendrían como empleados a Steve Jobs y a Steve Wozniak, antes que ambos arranquen Apple. O que Packard llegaría a ser una de las tres personas más ricas de los Estados Unidos.

En ese garage nació la historia de HP y fue también el origen de lo que años después un periodista bautizaría como Silicon Valley -por el silicio, el material de los chips de Intel, otra empresa original del valle. La modesta casa de madera y dos pisos fue alquilada por Packard a 45 dólares por mes para vivir junto a Lucile, su flamante esposa. A pocas cuadras está la Universidad de Stanford, donde Dave se había graduado de ingeniero y había conocido a Hewlett. Los dos se hicieron muy amigos gracias a las ideas y proyectos en común. Dave lo invitó a Hewlett a ocupar la piecita del fondo, para poder dedicarse full time en el garage a la fabricación de su primer producto: un oscilador de audio que bautizaron 200A.
Le vendieron ocho osciladores a un tal Walt Disney, que ya había arrancado con un estudio para hacer películas de dibujitos animados y un año antes había estrenado su primer película: Blancanieves y los siete enanitos. Disney pagó 71,50 por cada aparato y los usó en su película Fantasy, pionera en tener sonido estereofónico. El oscilador -aunque mejorado, por supuesto- se siguió vendiendo hasta 1985.

Al año la casa quedó chica y Hewlett y Packard decidieron que ya era el momento de dar el salto y alquilar una oficina más grande. Sólo hay una foto de ellos dos trabajando en el garage. El matrimonio Packard también se mudó y la casa fue ocupada durante décadas por otros estudiantes. Hacia fines de los ´80, las autoridades de California declararon a la casa lugar histórico y el lugar oficial del nacimiento de Silicon Valley.

doshp.jpg

En 2000, HP desembolsó un millón de dólares para adueñarse de la casa más cara de la historia. Cinco años después, terminaron con la reconstrucción en base a fotos y testimonios de los que vivieron allí. Como es un barrio residencial, los vecinos no quieren que los turistas molesten. Por eso la casa no está abierta al público como museo y sólo se puede entrar en visitas grupales organizadas por HP.
Anna Mancini es la “corporte archivist” de HP, es decir, una especie de historiadora oficial de la empresa. Tiene unos 55 años y responde a todas las preguntas de nuestro grupo con un inglés claro y suave. Es viernes a la mañana; afuera hay sol y silencio. Ella conoce hasta el último detalle de la historia de HP. Salvo quién ganó en aquella cara y ceca.

David Packard murió en marzo de 1996 y William R. Hewlett en enero de 2001.

Links:
The Garage (HP)
HP (Wikipedia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: