El agujerito sin fin

12-zanoni.jpg

El 21 de enero, el ahora diputado nacional Claudio Morgado (también actor, músico y conductor de TV) encendió la mecha de un interesantísimo y necesario debate en el blog Labarbarie.com.ar y la bomba explotó en los principales exponentes de la blogósfera local. Los medios tradicionales más importantes, en cambio, todavía no recogieron el guante, tal vez más preocupados por la suerte de Gaby Alvarez.
Se trata de una iniciativa presentada por la Unión de Músicos Independientes (UMI), que propone crear un Fondo de Fomento a la Cultura financiado por un cánon digital a “todo objeto que permita el almacenaje, grabación y/o reproducción de música e imagen”. El objetivo sería compensar a los autores y propietarios de los derechos intelectuales, presuntamente perjudicados por la piratería de sus obras. El Fondo estará administrado por el Instituto Nacional de la Música, el del Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y el del Teatro. El impuesto aumentaría los precios de todos los productos tecnológicos gravados e impactaría en el bolsillo del consumidor final entre un 10 y un 50 por ciento, dependiendo del objeto en cuestión. Pero para los que impulsan el cánon da lo mismo si una impresora será utilizada con fines escolares o si la grabadora de CD es para trabajar en la oficina. Suena injusto tener que pagarle, por ejemplo, a una discográfica y al grupo Miranda por comprar una grabadora de CD para guardar fotos de mis sobrinos.
Vanina Berghella Pablo Mancini y Fabio Baccaglioni fueron algunos de los bloggers que alzaron su voz contra la iniciativa. Incluso Fabio construyó un blog especial (noalcanon.org) que ofrece mucha información y opiniones al respecto y se distribuyeron banners para que cada usuario pegue en su blog como forma de protesta contra la iniciativa de la UMI. Mariano Amartino, de Denken Uber, dedujo con cierta lógica que si de antemano nos obligan a pagar para compensar los derechos intelectuales de los artistas por copiar contenido, entonces ya estamos legalmente habilitados a hacerlo. Esta idea fue avalda por, entre otros, el abogado especialista en derecho informático Roger Schultz, en su blog e-laws.com.ar.
Lo que irrita es la sensación de que el cánon estaría financiando el intento de salvataje a una industria en serios problemas que no supo ni pudo subirse al tren de los tiempos que corren. Una industria plagada de empresarios y lobbystas que, sin grandes conocimientos digitales ni riesgos, ni apuestas, quieren seguir amasando pequeñas fortunas con el talento artístico ajeno. Pero hay otras razones, no menores. Un aumento en los precios en los productos tecnológicos sería un inoportuno freno de mano a los programas destinados a reducir la brecha digital, que ya de por sí tienen menos impacto de lo que deberían.
Por haber sido quien le abrió la puerta al tema en la web, el ex conductor de TV recibió ataques y hasta insultos en varios blogs. En diálogo con Morgado, explica que su intención primaria era debatir el tema y que lo logró con éxito. Aclara que está totalmente en contra del cánon, cuya idea “hace agua por todos lados”. “Pero acepto que mi postura no quedó clara en el post inicial, para no inducir el debate”, dice y arremete: “Los que impulsan el cánon son aquellos que tienen grandes intereses creados y no aceptan debatir. Son los que hacen lobby y tienen miedo de perder una caja enorme. Pero bueno, nosotros acá estamos para tocar esos grandes intereses, ¿sino para qué estamos?”. Morgado se inclina por el uso de licencias basadas en Creative Commons, para que cada dueño de los derechos establezca las condiciones de uso y difusión de su obra. “Un sistema similar al que usa el ministerio de cultura de Brasil con Gilberto Gil”, explica.
¿Qué hacer con los derechos de propiedad intelectual en los tiempos digitales? ¿Cuál debe ser la postura legal frente a la piratería organizada, el filesharing y el downloading? ¿Cómo debe ser el negocio de las productoras, discográficas y proveedores de Internet? ¿Quién y de qué manera se debe financiar la cultura? Son, apenas, algunas preguntas que sirven como puntapié inicial para una discusión pública y urgente que tiene que contar con la participación de todas las partes interesadas, sin distinción. Los blogs ya tiraron la primera piedra. Y se hicieron escuchar.

Columna publicada en la revista Newsweek
Bajar PDF: canondigital.pdf

Más sobre el tema:
Música en libertad
La vida color de rosa rosa
Parecidos pero diferentes
Carcamanes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: